domingo, 10 de junio de 2012

Mas de Dos. En la cama !!!



¿Qué significa tener sexo de a 3? 


En general cuando pensamos en un encuentro sexual, lo primero que pensamos es en 2 personas, y lo segundo que pensamos es en un hombre y una mujer. Esta idea está directamente relacionada con un reduccionismo sexual que consiste en pensar a la sexualidad asociada a su función reproductiva. Hoy en día el panorama es mucho mas amplio, sabemos que la reproducción es solo una de las funciones de la sexualidad y que tampoco necesitamos necesariamente de un encuentro sexual entre un hombre y una mujer para que la concepción se produzca.


El pensar  la sexualidad de a dos es una posibilidad, pero muchos necesitan ampliar esta visión e incluir a un tercero, a un cuarto, un quinto…. Algunas parejas optan por incorporar a un tercero real o imaginario.


Se entiende por una relación sexual de tres o trió, a una relación en la que se incorpora a un tercero/a real. En el caso de que el/la tercero/a sea imaginario, esto quedaría en el plano de las fantasías. Por ejemplo, si fantasía es que ella es una trabajadora sexual, eso no la transforma en trabajadora sexual; si fantaseamos que uno de los dos es violado por el otro, tampoco hay una violación real; de la misma forma tener fantasías homosexuales no te transforma en homosexual. Para que sea un trio, tiene que participar de la relación un/a tercero/a real.


Permitirse explorar y jugar, es absolutamente positivo, pero, no todas las parejas fantasean con incorporar a un/a tercero/a a la relación. Permitirse fantasear siempre es un plus que suma estimulación y nos ayuda a no caer en la rutina. A algunas parejas les alcanza con las fantasías, otras van mas alla e incorporan a un/a tercero/a real.


Cuando ambos miembros de la pareja están convencidos de hacerlo, es una experiencia que en general es muy satisfactoria, pero no cualquier pareja puede hacerlo. Tiene que ser una pareja que tenga muy claro lo que está haciendo. En momentos de crisis no es recomendable incursionar en esta práctica, ya que termina generando mas problemas. Tiene que ser una pareja con una buena comunicación, que tenga un sexo considerado satisfactorio entre ellos y que lo que buscan es algo nuevo, una experiencia diferente, pero que no estén buscando en la incorporación de un/a tercero/a superar problemas de la pareja que solo se pueden solucionar entre ellos. 


Hay gente que no lo hace porque no le interesa, no lo necesita o no fantasea con incorporar a un/a tercero/a, pero lo que quieren y no se animan, muchas veces es por prejuicios o por inseguridad. Para las personas inseguras con su sexualidad o su cuerpo tampoco es recomendable esta práctica. No es una práctica recomendable para personas celosas. Lo que no quiere decir que las personas que no lo  hacen sean inseguras o celosas. Hay personas muy seguras y que manejan bien los celos a las que este tipo de experiencias no les  interesan.


El o la tercera pueden ser considerados simplemente como otra persona que se suma para disfrutar, o como un objeto que les brinda placer. En el segundo caso en general se realiza con trabajadores sexuales que tienen muy claro que el encuentro solo queda limitado a lo sexual.


Las fantasías siempre suman, sin fantasías el erotismo y el deseo se agotan rápidamente. Esto no quiere decir que siempre haya que compartir nuestras fantasias.


Para pasarla bien tenemos que tener bien claro que es lo que estamos haciendo, si estamos incorporando a un/a tercero/a sexual, tenemos que poder diferenciar a una relación sexual de una relación de pareja donde entran en juego otros aspectos además del sexual. Con una pareja uno tiene relaciones sexuales, pero además tiene proyectos y comparte otras cosas que van mas allá del encuentro sexual. En general el trio se límita a lo sexual y no incluye un compromiso afectivo.


Para que la experiencia sea positiva tienen que tener bien claro lo que están haciendo y tiene que haber  reglas y límites claros.


Si bien esta no es una experiencia recomendable para personas celosas o inseguras. Pero es natural que en algún momento puedan surgir celos. Es importante que la persona que va a incursionar en esta práctica  pueda manejar sus celos. Si surge algo de esto es muy importante que se hable, la buena comunicación es un requisito fundamental para que esta práctica sea positiva. Hay que tener en cuenta que muchas veces el tercero siente mas atracción por uno de los miembros de la pareja, esto es algo natural, hay que saber que puede pasar y no sentirse mal frente a la situación.


Los acuerdos tienen que ser muy claros, sobretodo entre los miembros de la pareja, muchas veces el tercero intenta hacer transgredir esos acuerdos, pero si están claros eso no va a generar problemas. Los que tienen que cuidar a la relación son la pareja. En general se acuerda que los miembros de la pareja no pueden encontrarse a solas con el/la tercero/a.  Cuando se rompe un acuerdo entramos en el terreno de la infidelidad . Para poder disfrutar de esta experiencia tenemos que confiar en nuestra pareja.


Algunos incorporan a un/a tercero/a para que los mire, en ese caso entran en juego  fantasías exhibicionistas. Otros tienen fantasías voyeuristas y lo que quieren es ver a su pareja tener relaciones con un/a tercero. Otros simplemente tienen la fantasía de compartir un encuentro sexual de a tres.


TIPS CON CONSEJOS PARA ANIMARSE A DISFRUTAR EL SEXO DE A 3

  • NO BUSCAR RESOLVER PROBLEMAS SEXUALES O DE PAREJA INCORPORANDO A UN/A TERCERO/A
  • TENER CLARO CUALES SON LOS LÍMITES.
  • ACORDAR QUE EN CUANTO ALGUNO SE SIENTA INCOMODO PUEDE TERMINAR CON EL ENCUENTRO.
  • NO ES RECOMENDABLE PARA PERSONAS CELOSAS O INSEGURAS.
  • EL/LA TERCERO/A ES PREFERIBLE QUE SEA UN DESCONOCIDO, NO UN VECINO, AMIGO, COMPAÑERO DEL CLUB, ETC.
  • LO IDEAL ES REALIZARLO CON UN/A TRABAJADOR/A SEXUAL


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada